ACOSO LABORAL:

“Toda conducta persistente y demostrable, ejercida sobre un empleado o trabajador por parte de un empleado, jefe o superior jerárquico inmediato o mediato, un compañero de trabajo o un subalterno, encaminada a infundir miedo, intimidación, terror y angustia, a causar perjuicio laboral, generar desmotivación en el trabajo o inducir la renuncia del mismo”

La Ley 1010 de 2006, fue creada con el fin de combatir el acoso laboral y proteger tanto al empleado como a los empleadores. El acoso laboral es un problema que se ha vuelto muy común en el entorno laboral y cuyo principal problema está en el hecho de que sus víctimas no son conscientes que lo padecen hasta que es muy tarde.

La ley deja muy claro cuales son las modalidades bajo las cuales se presenta el acoso laboral, ellas son: maltrato, persecución, discriminación, entorpecimiento, inequidad y desprotección laboral. También se establecen cuales son las conductas atenuantes, las circunstancias agravantes y las personas a las cuales dicha ley cobija.

Las conductas que se presumirán acoso laboral, siempre y cuando puedan ser demostradas son:

a. Actos de agresión física
b. Injurias y expresiones ultrajantes sobre la persona con referencia a aspectos de raza, género, origen familiar o nacional, preferencias políticas o estatus social.
c. Comentarios hostiles y humillantes de descalificación profesional expresados en público
d. Expresar en presencia de compañeros de trabajo amenazas de despidos injustificadas.
e. Denuncias disciplinarias de cualquiera de los sujetos activos del acoso, cuya temeridad quede demostrada por el resultado de respectivos procesos disciplinarios
f. Descalificación humillante de propuestas u opiniones profesionales en presencia de los compañeros de trabajo.
g. Las burlas sobre la apariencia física o forma de vestir hechas en público.
h. Alusión pública a hechos pertenecientes a la intimidad de las personas
i. Imponer deberes que son extraños a las obligaciones laborales, exigencias abiertamente desproporcionadas sobre el cumplimiento de la labor encomendada y el brusco cambio de lugar de trabajo o de la labor contratada sin ningún objetivo relacionado con las necesidades de la empresa.
j. Exigencia de laborar en horarios excesivos respecto a la jornada laboral contratada, los cambios sorpresivos de turno laboral y la exigencia permanente de laborar en dominicales y días festivos sin ningún fundamento respecto a las necesidades de la empresa o en forma discriminatoria respecto a los demás empleados.
k. El trato discriminatorio respecto a los demás empleados en cuanto al otorgamiento de derechos y prerrogativas laborales y la imposición de deberes laborales.
l. Negativa a suministrar materiales e información absolutamente indispensable para el cumplimiento de la labor
m. Negativa injustificada a otorgar permisos, licencias por enfermedad, licencias ordinarias y vacaciones, cuando se dan las indicaciones legales, reglamentarias o convencionales para pedirlos.
n. Envío de anónimos, llamada telefónicas y mensajes virtuales con contenido injurioso, ofensivo o intimidatorio o el sometimiento a una situación de aislamiento social.

La ley establece también sobre aquellas conductas que no constituyen acoso laboral, así como las medidas preventivas y correctivas del acoso que deberán, a partir de ahora, estar consignadas en los reglamentos internos de las empresas.

También se estableció una serie de sanciones para quienes mantengan esta tendencia. Las sanciones van desde investigación disciplinaria si es funcionario público y multas hasta de 10 salarios mínimos legales vigentes cuando se trata del sector privado. Las situaciones de acoso laboral, de acuerdo con la ley, se pueden poner en conocimiento de los Inspectores de Trabajo con jurisdicción en el lugar de los hechos, los Inspectores Municipales de Policía o la Defensoría del Pueblo.

FASES DEL ACOSO LABORAL:

En todo acoso laboral se establecen, según nuestra experiencia y conocimientos actuales, 6 fases:

  • 1ª fase: desencadenante del conflicto.
  • 2º fase: comienzo del acoso laboral.
  • 3ª fase: Trascendencia y contagio del acoso laboral.
  • 4ª fase: La empresa.
  • 5ª fase: marginación y abandono del trabajo
  • 6ª fase: Recuperación o enfermedad de por vida.
    • 1ª fase: desencadenante del conflicto.

También le llaman la fase de la seducción: Esto hay que interpretarlo en su justa medida, el acosador aún no ha manifestado su potencial violento.

la seducción va dirigida a la víctima.

Lo que busca el futuro acosador, es que viendo a su enemigo potencial, por cualquiera de las causas que la mente del perturbado encuentre,  busca seducir, acercar, convertirla a su grupo para que deje de ser un peligro para el pseudo-liderazgo del acosador..

Si funciona la fase de seducción, se acabó el problema. Pero, si no es así, en el caso de que la víctima se resista a ser seducida, ocurre el desencadenante.

“Si no estás conmigo estás contra mi”.

Aclaraciones:

– En el caso de ser la Empresa que busca la marcha del trabajador sin cobrar la indemnización: Esta claro que la seducción será la del empresario contándole la pena de que no hay trabajo y que se busque otro trabajo y que tiene toda su comprensión.

– Si es el caso de un compañero de trabajo a otro compañero: La fase de seducción será que baje su ritmo de trabajo o cualquier otro elemento que perturbe al perverso.

-Si es un empleado a su jefe: Se nos ocurren varias opciones de seducción. Pero en estos casos el porcentaje es que pase a la segunda fase.

– Si es de Jefe a empleado, lo dicho, hacerle de su camarilla e intentar que no le haga sombra, es decir que todo su trabajo quede como logro de él o irá a por él.

Si falla la fase de seducción o si ni siquiera la hay, es decir, el futuro acosador se siente tan dolido/ ofendido /afectado que no perdona la ofensa, cualquiera que sea, (está en su mente), comienza la Fase 2.

  • 2º fase: comienzo del acoso laboral.

Comienza el acoso o comportamiento negativo del acosador = Hostigador, (compañero o superior o inferiores jerárquico o empresa), a causa del cual la víctima es objeto de un ataque sistemático durante un tiempo, (depende), de modo directo o indirecto, por parte de una o más personas, con el objetivo y/o efecto de hacerle un daño psicológico que le vaya mermando su capacidad de reacción.

  • 3ª fase: Trascendencia y contagio del acoso laboral.

La respuesta del entorno laboral será la que determinará la resolución rápida del acoso o bien su implantación permanente, con el consiguiente daño en la salud del acosado.

Por tanto, el entorno es un elemento básico en el desarrollo o en la resolución del acoso laboral. Los cómplices (directos o indirectos) son los que magnifican las consecuencias de la conducta arbitraria, al permitir las actuaciones ilegales e inmorales del causante del acoso: “se le deja hacer”.

Además, El superior jerárquico decide voluntariamente no hacer caso de las quejas del acosado y en su lugar da libertad al acosador para que se ensañe con vilezas de todo tipo.

En el caso de que el acosador no sea la propia empresa o el superior jerárquico, es claro que es la propia empresa la  principal responsable dentro de la dinámica del acoso laboral. Por lo tanto, es partícipe o es cómplice, por acción u omisión y será, (que lo sepa, si lee estas líneas), el responsable de los daños que sufra la víctima.

  • 4ª fase: La empresa.

El acoso puede surgir en cualquier empresa, pero sobre todo si la organización del trabajo tiene una deficiente planificación y en otras porque forma parte integrante del “hacer” empresarial.

Tanto si se trata de una estrategia empresarial consciente, como inconsciente no debemos olvidar que reposa sobre la empresa el sufrimiento moral y físico del trabajador.

En la administración pública, especialmente en la universidad y en la administración sanitaria, es muy corriente el acoso laboral / mobbing amparándose en las guerras entre grupos de funcionarios.

La impunidad es absoluta si los superiores han decidido que el acosador “trabaje” a gusto sobre el acosado

  • 5ª fase: marginación y abandono del trabajo.

Consiste en la exclusión del acosado del mundo laboral, ya sea por despidos, jubilaciones anticipadas, invalidez, pérdida de la razón y a veces, incluso, con pérdida de la vida (suicidio, accidentes laborales mortales). La marginación es potenciada por “compañeros” deseosos de obtener beneficios o prebendas a expensas de los derechos usurpados al acosado y que serían incapaces de conseguir por los cauces ordinarios.

Además, en esta fase el personal subalterno (administrativos, becarios, residentes, personal en practicas) aprovechan para hacer todo tipo de humillaciones, faltar el respeto al acosado, crear rumores malignos y comentarios vejatorios, falsedades y calumnias: todos quieren hacer “méritos” ante al acosador, al que temen con pavor y es quien reparte favores y consiente las conductas más miserables.

Es típico las pequeñas canalladas que son reídas alegremente a la hora del café en contra de la victima el acosado y son hostigadas ya sea por el acosador o su camarilla creada al efecto.

Para rematar la “faena” el acosado debe estar en un sitio lo más incomodo posible, invisible del público, aislado de los compañeros y haciendo tareas inútiles o lo más rutinarias y repetitivas posible, para que el sentimiento de fracaso se vaya apoderando del acosado.

Al mismo tiempo, se crea un estado de opinión de que “es un personaje conflictivo”, que “no se comunica” o “no participa”, que “no se integra”, etc.

Además de maltratado, se le imputa todo lo negativo que pueda ocurrir….

  • 6ª fase: Recuperación o enfermedad de por vida.

Debido al mayor conocimiento y difusión del proceso destructivo del mobbing, existen personas en la empresa (jefes y compañeros) que se niegan a agredir y también existen personas fuera de la empresa que ayudan a la reparación del daño recibido. Si ese no fuera el caso, es necesario acudir a los tribunales de justicia con toda la documentación acumulada y con buen asesoramiento legal.

COMPORTAMIENTOS:

Por supuesto todas o algunas de las variadas técnicas de acoso laboral, se producirán según las circunstancias:

  • Ataques a la víctima con medidas Organizacionales.
      • Trabajos /tareas por debajo de su capacitación profesional.
    • Relegado a lugares de trabajo denigrantes.
    • Denigrado a lugares y sin trabajo.
  • Ataques a las relaciones sociales de la victima con aislamiento social.
      • Se le restringe a los compañeros la posibilidad de hablarle.
    • No se le dirige la palabra..
    • Se le trata como que no existiese..
  • Ataque a la vida privada de la víctima.
      • Críticas permanentes a la vida privada de la persona.
    • Dar a entender que una persona tiene problemas psicológicos.
    • Burlas: Imitar sus gestos o su voz.
  • Violencia física.
    • No entendida como golpes, sino como amenazas físicas veladas (levantar la mano, acercamiento de caras con gritos y/o gestos hoscos) por supuesto sin testigos o con testigos cómplices o con testigo mudos.
  • Agresiones verbales.
      • Gritar e insultar.
    • Críticas permanentes a su trabajo
    • Amenazas verbales.

CONSECUENCIAS:

Las consecuencias son desastrosas, tanto para la víctima, como para la empresa (si no es ella la que realiza el acoso), para la sociedad:

  • Consecuencias para la salud del acosado = víctima.
      • Olvidos y pérdida de memoria.
    • Dificultad para concentrarse.
    • Apatía.
    • Irritabilidad- agresividad.
    • Depresión
    • Vómitos.
    • Nauseas.
    • Dolores musculares.
    • Cansancio y debilidad.
  • Consecuencias en las relaciones (su entorno).
      • Falta de empatía con el cónyuge.
    • Tensión con los hijos
    • Aumento de conflictividad en el ámbito familiar.
    • Aislamiento y/o abandono de los amigos, ya que se cansan de escuchar la “obsesión” del acosado.
    • Estigmatización social en los sectores de actividades laborales próximos. Como consecuencia de los rumores que se van extendiendo. (persona conflictiva, no responde). Provocando la dificultad de encontrar otro trabajo relacionado con su actividad
  • Consecuencias económicas.
    • Para el trabajador.: además de la merma económica que supone una baja médica. También deberá costearse médicos particulares (psiquiatras o psicólogos), mas abogado, si llega el caso para que le defienda del acoso.
    • Para la Empresa: Siempre y cuando no sea la misma empresa la que lo realice el acoso. Si es de manera indirecta, por omisión de su deber de velar por la salud del trabajador, en este caso:
      la baja productividad de los trabajadores. No sólo del acosado directamente sino de sus compañeros (testigos mudos) que ven que si se “mueven mucho” podrían ser objeto de acoso laboral por parte del hostigador (acosador)
      también, por el mal ambiente que se produce en el seno del trabajo.

    • Para la sociedad: Los costes médicos, las bajas, y a fin de termino las incapacidades laborales que se producen, en algunos casos de por vida y en régimen de absoluta, es decir, dejando incapacitado al trabajador para desempeñar ningún tipo de trabajo.


DIAGNOSTICO : LA VICTIMA QUE HACER?

Es lamentable el estado físico y psicológico al que llegan muchas personas a Asociaciones de afectados por acoso laboral o mobbing, por la sencilla razón que:

  • No se podían estar imaginando que esto les podría estar ocurriendo a ellos.
  • 2º No darse cuenta que estaban siendo manipulados para su eliminación del trabajo y de la vida.

Consecuencia: Cuando se dan cuenta del Plan tendencioso en el que están siendo víctimas su capacidad física y psicológica de reacción está tan mermada que en algunas, (muchas ocasiones), lamentablemente, la solución es la de apartarse de un “tren” que ya les ha arrollado.

Pero, sin entrar en estas visiones negativas, y no importando en que momento nos demos cuenta que estamos siendo víctimas, de un acoso laboral = mobbing =presión laboral tendenciosa, comienza la fase de reacción:

La fase de reacción, que también debería llamarse la fase de defensa o la fase de la dignidad. Es en la que la víctima ha de procurar por todos los medios no acabar con los pies por delante y buscar la solución, cualquiera que esta sea, incluso, salir de la Empresa, con la suficiente dignidad como para poder afrontar la siguiente etapa de la vida con salud (tanto física como psicológica) lo menos mermada posible.

Para ello, existen gran cantidad de elementos de justicia que nos pueden servir para defendernos.

  • La Constitución
  • El Estatuto de los trabajadores.
  • El código Penal.
  • La ley de prevención de riesgos laborales.

Y mecanismos personales, que aplicados pueden salvarnos de una situación, que cuando menos la podíamos de considerar catastrófica, visto desde la experiencia de las víctimas.

  • Asociaciones de afectados.
  • Abogados.
  • Psiquiatras o Psicólogos sociales.
  • sindicatos
  • Empresa
  • Dirección de Recursos humanos
  • Inspector de trabajo
  • Inspector médico
  • Familia.
  • Amigos.
  • Compañeros de trabajo.

Lamentablemente, algunos de estos recursos, según el estado en el que se encuentre la víctima se hacen en algunas ocasiones inoperantes.

En este caso, y lo veremos en las siguientes capítulos, lo importante es saber que somos víctimas, que debemos dignificarnos y que el elemento a combatir es el hostigador, el acosador, y en el último caso o en el primero, según se mire, la propia empresa que no veló por nuestro salud.

Dicho esto, comencemos, las pruebas:

LAS PRUEBAS:

Lamentablemente, como ya hemos indicado anteriormente, la fase de la reacción, del diagnostico de que se esta siendo víctima de acoso, llega cuando ya es demasiado tarde y quizás ya estemos fuera de la organización laboral, con lo cual hace mucho mas difícil el recoger las pruebas, los indicios de que estamos o hemos sido víctimas de acoso laboral = mobbing o de una presión laboral tendenciosa.

pero, dicho esto, si podemos, deberemos de comenzar a recoger todas las pruebas que podamos:

Guardar a nivel laboral:

  • Escritos denigrantes
  • Correos electrónicos con acusaciones, insultos, etc.
  • Memorias para comprobar que se hacia antes laboralmente y que se hace actualmente (si nos están denigrando laboralmente)
  • Pedir las órdenes por escrito.
  • Muy importante: llevar un cuaderno donde se recogen los hechos que estan aconteciendo cada día.Sobre esto, es importante recalcar que el apuntar los hechos, los indicios, se refiere a contar escuetamente pero con detalle forense, la fecha y hora, la persona que estableció el hecho acosador y el hecho en si.Si es posible, sobre todo en Funcionariado y grandes empresas, realizar un escrito de queja por el hecho degradante, y darlo de entrada con sello y guardar copia. En su momento, la Organización no podrá decir que no se dió por enterada.
  • Por último y si es posible, grave esas conversaciones denigrantes con su acosador, esas que se producen, quizás en la intimidad y sin testigos. Y también las otras, las de los gritos.

Guardar a Nivel de salud

  • Informes médicos que confirmen la situación de salud.
  • Consultas psicológicas y tratamiento preciso.
  • Bajas médicas sufridas por el acoso laboral al que se ve sometido.
  • Resumen de bajas médicas.

Puntualizaciones:

1º – El acoso laboral existe independientemente de que dispongamos de pruebas o no. Lógicamente si tenemos que acudir a algún estamento, nos facilitará mucho el tenerlas, pero el no tenerlas no es impedimento para realizar nuestras quejas.

2º – En lo relacionado a solicitar las órdenes por escrito o el realizar comunicación escrita a la empresa con sello de entrada, etc.

No le de apuro, no le de vergüenza. Usted ya es víctima de acoso laboral, ya le miran mal, ya le critican, todo lo que haga en Justicia y utilizando los canales legales y administrativos que la Sociedad le presta no va a empeorar nada, sólo lo puede mejorar y como mínimo le dignificaran. No será una víctima sumisa.

Los compañeros de trabajo, cómplices del acosador, esos  se andarán con cuidado ya que Usted a comenzado a reaccionar.

Los compañeros de trabajo, esos que callan, le miraran y se sentirán, calladamente, orgullosos de Usted. No le criticarán, solo verán a una persona que se defiende dignamente.

¿Lo comprende?

3º – Por último, y muy importante, aunque no va relacionado con las pruebas pero no podemos dejar de indicarlo y lo volveremos a recalcar: No se enfrente ni verbal ni físicamente al acosador y su grupo de cómplices. Cuando nos referimos a que no se calle, nos referimos a que Usted, recoja por escrito lo acontecido y de curso a su queja.: Sea Empresa, Sindicato, Superior Jerárquico, Departamento de Recursos humanos, etc.

No de pie a que sus compañeros le den la razón al acosador. Sea digno, calmado y serio. Ya sabemos que es difícil pero al menos por fuera muestre entereza. Ahora Usted ya sabe que es la víctima, aprovéchelo a su favor y con inteligencia. Luego, llore si le viene bien, en el hombro de algún ser querido o en la soledad de un cuarto de baño o en el gabinete de un psicólogo.

A QUIEN ACUDIR:

Muy importante, y algo que debe comprender desde el primer momento es que no puede ni debe enfrente sólo a esta situación:

Así que, lo primero deberá informarse sobre los siguientes aspectos:

1º – necesitará un buen representante legal.

2º – necesitará un buen médico psicólogo.

3º – necesitará una buena asociación de afectados.

Nuestro consejo:

En este problema, Usted se está jugando mucho, por lo tanto habrá que procurar hacerlo lo mejor posible.

Lo que vamos a exponer a continuación es lo que según nuestra experiencia sería lo mejor, pero como ya sabemos cada caso es único, así que lea estas siguientes líneas con el sentido crítico de un buen amigo que le está dando un consejo:

ASOCIACIONES DE AFECTADOS: infórmese de que asociaciones de afectados por acoso laboral = mobbing = presión laboral tendenciosa existe en su zona, ciudad, provincia.
Tiene una lista en este mismo Sitio Web, donde Indica “enlaces
Llámelos y concrete una cita para que le informen de los servicios que prestan, especialistas que recomiendan,  etc.

Sólo infórmese.
Generalmente, en este tipo de asociaciones, ellos también han sido victimas, así que le ayudarán en todo lo posible, seguro.

REPRESENTANTES LEGALES: Infórmese de que abogados o Diplomados en Relaciones laborales, se encuentran en su zona, Ciudad, provincia.

Si en la asociación le han dado alguna referencia de Representantes legales, ya tiene por donde empezar. Pregunte a amigos, familiares. Y haga una lista con nombre, teléfono, especialización.

Tiene una lista en este mismo Sitio Web, donde Indica “enlaces

Si está en un sindicato, vaya al abogado e infórmese. Sólo infórmese.

NOTA: Si es abogado o Diplomado en relaciones laborales, deberán ser especialistas en Acoso laboral o mobbing. Los hay, búsquelos.

MEDICO ESPECIALISTA.: Como en el caso del Representante Legal, quizás en la asociación le han dado alguna referencia de algún psicólogo y/o psiquiatra especializado en el tema.

Haga una lista, pregunte a algún amigo de confianza, a su medico de atención primaria, miré en Internet.

Tiene una lista en este mismo Sitio Web, donde Indica “enlaces

NOTA: Especialista, recuerde, no vale un psicólogo o psiquiatra cualquiera, mejor especialistas en tratar a víctimas de mobbing.

Haga su lista y ahora comencemos a elegir.

Estos 3 elementos, serán sus compañeros de viaje por un tiempo, debe elegirlos con cuidado.

la asociación, si a Usted le ha dado “buenas vibraciones”, asóciese, suele ser económico, con cuotas mensuales, y suelen hacer reuniones semanales de afectados donde se cuentan experiencias, consejos, etc.
Nuestra experiencia indica que es muy beneficioso para los afectados, se sienten arropados, no se ven solos y se dan cuenta que hay mas personas en el mundo con este problema.
Ya sólo por estas reuniones, vale la pena asociarse.

El Representante Legal, Aquí como en todo, depende de las personas, pero como regla general:

Si es abogado, que sea especialista en Derecho laboral.

Si es Diplomado en relaciones Laborales: Laboralista, que sea formado a nivel de lucha por la clase trabajadora, en defensa de los trabajadores, quizás sindicalista. Son los mejores y estan forjados en mil batallas. y tienen claro que la responsable de los daños que sufre un trabajador es la empresa.

Pruebe primero con ellos, Suelen ser mas económicos.

Eso si, cualquiera de los dos tipos de profesionales deberán estar formados en los casos de acoso laboral o mobbing.

El médico especialista, Lo mismo que para el representante legal, 1º- los datos que le de la asociación, en teoría al menos está preparado para este tipo de casos. Pero, busque, infórmese. Deberá ser un especialista en casos de acoso laboral o mobbing.

Para esto no vale un psicólogo cualquiera, la diferencia puede ser estar meses de terapia y pastillas. Si es necesario búsquelo fuera de su ciudad, provincia, comunidad autónoma.

LAS VIAS DE SOLUCION:

las Vías de Solución

  • Vías de solución Internas
  • Vías de solución Externas.

Vías de solución Internas.

1º – Comunicación:

A la Dirección de la empresa.
Al Delegado de prevención
Al Representante legal del trabajador (el enlace sindical)
Al Comité de Seguridad e higiene.

Vías de solución Externas.

1º – Comunicación:

Inspección de trabajo.

Y sino, las Acciones legales:

Por Vía de lo Social
Por Vía de lo Civil.
Por Vía de lo Penal

Si es por la Vía de lo Social:Dependiendo del objetivo, es decir quedarte en la empresa o marcharte de ese “nido de víboras” pero no de rositas sino con tu correspondiente indemnización, paro, etc, etc.

Demanda por tutela de los derechos fundamentales.

Extinción de contrato de trabajo por incumplimiento grave de las obligaciones por parte del empresario.

Si es por la Vía de lo Civil: Excluye la vía laboral y se ampara esta demanda en la responsabilidad contractual de la empresa y puede dirigirse tanto contra la empresa como contra el acosador o, incluso contra ambos simultáneamente.

Si es por la Vía de lo Penal: Querella Criminal – directamente contra los sujetos activos del acoso laboral o mobbing.

PREVENCION:

El acoso laboral = mobbing, está considerado como uno de los factores de riesgo laboral y riesgo psicosocial que puede causar accidentes de trabajo y dañar la salud de los trabajadores afectados.

Por lo tanto, Es responsabilidad de el Empresario prevenir el acoso laboral o mobbing.

Y, el incumplimiento del deber empresarial de protección al trabajador, implica

Responsabilidades Civiles

Responsabilidades penales.

Por lo tanto solo queda en cuestión de prevención la exigencia por parte de todos los implicados del cumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

Su Estudio y dotar de medios para su imposición y cumplimiento.

ASPECTOS LEGALES:

Constitución Española:

Art. 10 CE – A la dignidad de las personas.

Art.15.1 CE – A la Integridad física y moral.

Art. 18.1 CE – Derecho al honor a la intimidad personal y a la propia imagen.

Estatuto de los trabajadores

Art. 4.2 a – Derecho a la ocupación efectiva.

Art. 4.2 d – Derecho a su integridad física y  una adecuada política de seguridad e higiene.

Art. 4.2 e – Derecho su intimidad y a la consideración debida a su integridad.

Código Penal

Art. 173.1 CP – Trato degradante.

Art. 175 CP – Trato degradante entre funcionarios.

Art. 311 CP –

CONCLUSIONES:

1 – Si se acaba de dar cuenta de que está siendo acosado laboralmente, buscando su ruina psicológica y por lógica que se vaya de la empresa. ¡¡¡ Muévase !!!, tiene poco tiempo, su estado de salud sólo ira a peor y no conseguirá, si sigue haciendo lo mismo, que la cosa mejore.

O toma Usted las riendas o acabará mal, muy mal.

2 – Si es un familiar y sospecha que a su ser querido le está ocurriendo acoso laboral, contacte con una asociación, llámelos por teléfono, ellos conocen mas casos y sabrán darle consejos. Recuerde, la persona acosada no va a mejorar, sino al contrario a no ser que se tomen todas las medidas para ello.

Ayúdelo

3 – Nadie, y decimos, nadie, es tan fuerte como para resistirse a un acoso laboral bien hecho. NADIE. todas las víctimas acaban enfermas en el más amplio sentido de la palabra.
Enfermedad que afectará a todo el entorno, su familia, sus hijos, sus amigos.

Recuerde NADIE

4 – Busque especialistas en el tema que le ayuden y le representen en este conflicto. Usted, lo mas seguro, es que ya no tenga fuerzas, ni salud psíquica para afrontarla. Que su representante legal haga de Usted.

Cartas, quejas, entrevistas, negociaciones. Ni se le ocurra ir sólo a ninguna reunión con la empresa.

Lo sabemos, le costará dinero, pero es, de seguro su mejor inversión.

5 – El acoso laboral = mobbing =presión laboral tendenciosa. Es un crimen y Usted es la víctima. Y no se podrá erradicar hasta que todos tomemos conciencia del problema. De que todos podemos ser víctimas en algún momento.

Si se asocia a alguna de estas asociaciones de afectados, por favor, cuando solucione su problema no lo deje, siga luchando por erradicar esta lacra.

NOTA: Es por nuestra dignidad y respeto, no permitamos el deterioro de la humanidad con humillaciones, maltratos de palabras, amenazas constantes, que solo conllevan a generar caos y destrucción..

El desempeño laboral es una bendición y los colaboradores se convierten en aportantes productivos indispensables para las empresas, en las cuales se genera productividad.. no permitamos que después de varios años se menosprecie, desvalore, y se desmerite el valor de una persona que desempeñó dicha labor y que por deseo de patronos y otros líderes que solo buscan el mal ambiente laboral, y a punta de palabras no corroboradas manejan situaciones acabando con la gente de bien..

Gracias doy a las páginas y entidades que se preocupan por el respeto mutuo ya que una Nación sin principios ni valores no merece tenerse como tal.